Blog

¿Qué son los Plant Protection Products?

¿Qué son los Plant Protection Products?

Los Plant Protection Products (PPP), también conocidos como productos fitosanitarios, adquieren una importancia fundamental en agricultura a la hora de garantizar la productividad y seguridad de las cosechas. Por ello, resulta imprescindible tener un conocimiento adecuado de los tipos que existen, su composición, usos, riesgos y de la legislación que los regula.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un producto fitosanitario es aquella sustancia o mezcla de sustancias destinadas a prevenir la acción de, o destruir directamente, las formas de vida animal o vegetal perjudiciales para la salud pública y también para la agricultura durante la producción, almacenamiento, transporte, distribución y elaboración de productos agrícolas y sus derivados.

Un dato para recalcar el papel protagonista de los Plant Protection Products en la agricultura actual es que se ha estimado que las diferentes plagas pueden afectar hasta a un 40% de la producción mundial de alimentos.

En el desarrollo de los Plant Protection Products se ven involucradas varias disciplinas científicas, como la biología, agronomía, química, ingeniería, ingeniería genética, informática, economía o sociología. A la hora de su desarrollo, no solo debemos considerar aspectos relacionando con su eficacia, sino que también debemos hacer que éstos sean respetuosos con el medio ambiente y ecológicamente sostenibles.

Tipos de plagas

Entendemos por plaga cualquier organismo que afecta a un cultivo provocando pérdidas económicas. Las plagas pueden clasificarse según dos criterios:

Por el agente que la produce:

  • Animales invertebrados (insectos, ácaros, nemátodos, gasterópodos).
  • Organismos patógenos o enfermedades (hongos, bacterias, virus).
  • Malas hierbas.
  • Animales vertebrados (roedores, pájaros, etc.).

Por el tipo de daño que causan:

  • Directa: cuando la parte a cosechar de la planta resulta afectada.
  • Indirecta: cuando la parte a cosechar de la planta no se daña, pero sí otras, afectando a la calidad y la producción de la primera.

plant protection products

¿Cómo actuar ante una plaga?

Podemos contemplar dos tipos de acciones enfocadas a acabar con las plagas: las preventivas y las que se pueden llevar a cabo una vez la plaga haya actuado.

Lo ideal sería anticiparnos al ataque, para lo que es fundamental que exista un eficiente intercambio de información entre países, con el fin de prevenir la aparición de los agentes dañinos.

En caso de que nuestro producto ya haya sido afectado, el proceso a seguir consistiría en diagnosticar correctamente el problema mediante el estudio de los síntomas que presenta la planta; posteriormente habría que evaluar el daño y, por último, tomar una decisión sobre el tratamiento a aplicar.

Composición de los Plant Protection Products

Un producto fitosanitario se trata de una formulación química que consta de diferentes componentes y que se clasifican en:

  • Principio activo: es el compuesto que actúa directamente sobre el agente a eliminar.
  • Principio inerte: son compuestos neutros que ayudan en la difusión del ingrediente activo y lo diluyen, bajando así su toxicidad.
  • Coadyuvantes: sustancias que mejoran la efectividad del principio activo como estabilizantes o colorantes.

Tipos de Plant Protection Products

Existen muchos y variados criterios para clasificar los productos fitosanitarios. A continuación describimos los más habituales.

Según el agente sobre el que actúan:

  • Insecticidas (insectos).
  • Acaricidas (ácaros).
  • Nematicidas (nematodos).
  • Fungicidas (hongos).
  • Bactericidas (bacterias).
  • Herbicidas (malas hierbas).
  • Molusquicidas o helicidas (caracoles y babosas).
  • Rodenticidas (roedores).

Según el modo de acción:

La composición química de cada producto determina cómo actuará para eliminar una determinada plaga. Existen unos 24 modos de acción en insecticidas y acaricidas, 12 en fungicidas y 15 en herbicidas.

plant protection product

Según su comportamiento en la planta:

Para esta clasificación el factor clave a considerar es la movilidad del PPP dentro de la planta. Pueden ser:

  • De contacto o superficiales: permanecen en la superficie de la planta, ya que no se mueven.
  • Penetrantes o translaminares: va al interior de la planta, pero sin desplazarse a otras partes de la misma.
  • Sistémicos: el plaguicida, una vez dentro de la planta, se incorpora al flujo de savia, alcanzando todas sus partes.

Según los diferentes tipos de plagas sobre los que actúa:

  • Productos polivalentes o de amplio espectro: afectan a muchos tipos diferentes de plagas.
  • Productos específicos o selectivos: se encargan de erradicar uno o dos tipos de plagas.

Hoy en día el desarrollo de productos fitosanitarios se orienta hacia los productos específicos, ya que son más respetuosos con el medio ambiente. En cambio, los de amplio espectro pueden dar lugar a desequilibrios ecológicos al acabar con especies que son, en cierto modo, beneficiosas.

Plant Protection Products y la salud humana

La utilización de productos fitosanitarios puede acarrear problemas de salud tanto en las personas que los manipulan directamente, como en los consumidores. Las vías de intoxicación pueden ser tres: digestiva, respiratoria y cutánea.

plant protection products

En el caso de aquellos que trabajan directamente con los PPP, estos deben tener la formación y equipos adecuados para evitar dichos riesgos. Entre otras cosas, es importante leer el etiquetado, las fichas de seguridad y las normas de uso de los diferentes productos.

Para evitar que los alimentos lleguen contaminados al mercado, deben ser tratados según las instrucciones de cada producto, ser recogidos en un período de tiempo adecuado tras el último tratamiento (plazo de seguridad) y disponer de una trazabilidad que nos permita seguir su rastro en cada momento.

Plant Protection Products y el medio ambiente

Los productos fitosanitarios pueden ocasionar serios problemas en el entorno, afectando a la calidad del agua, del aire, suelos y seres vivos. Para evitar y paliar estos efectos debemos tomar medidas, siendo algunas de ellas las siguientes: utilizar productos autorizados y hacerlo según las instrucciones proporcionadas por el fabricante, dosis adecuadas, evitar derrames en el suelo o no tratar en días de lluvia para evitar que sea arrastrado.

Legislación sobre los Plant Protection Products

Como no podría ser de otra forma, el uso de productos fitosanitario se encuentra adecuadamente regulado en España. Las normas nacionales más importantes para las regulación de lo PPP son las siguientes:

  • Ley 43/2002, de 20 de noviembre de Sanidad Vegetal: en ella se especifican los mecanismos de prevención y lucha contra plagas, se regulan las condiciones de comercialización, las normas de etiquetado y la compraventa con otros países.
  • Real Decreto 1311/2012: incorpora a la legislación española la Directiva Europea 2009/128/CE, con el fin de obtener un uso sostenible de los plaguicidas.
  • Real Decreto 1702/2011: sobre las inspecciones periódicas de los equipos de aplicación de productos fitosanitarios.
  • Reglamento (CE) 1107/2009: trata sobre la comercialización de productos fitosanitarios, siendo de obligado y directo cumplimiento por todos los países miembros de la Unión Europea.

Podemos llegar a la conclusión de que el desarrollo y aplicación de los Plant Protection Products adquiere una gran relevancia en la agricultura y, por tanto, en la alimentación y en la economía global. Este peso específico en la sociedad, sumado al riesgo asociado por problemas de toxicidad y medioambientales, hace que los productos fitosanitarios se encuentren altamente regulados por ley, procurando así evitar sus posibles efectos adversos tanto en humanos como en su entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Agricultura y Ensayo