Blog

Nuevas tendencias en BCA´s

Nuevas tendencias en BCA´s

Los agentes de control biológico o BCA´s han adquirido una gran importancia en los últimos años en el ámbito de los Plant Protection Products. La cada vez más creciente conciencia ambiental y la búsqueda de medidas más eficientes para los agricultores han supuesto un catalizador para el desarrollo e implementación de los mismos. Una consecuencia de todo ello es la constante apertura de líneas de investigación con el fin de encontrar nuevos agentes de control biológico y perfeccionar la acción de los ya existentes.

Un agente de control biológico o BCA (Biological Control Agent) consiste en un organismo vivo cuya función es la de regular el crecimiento vegetal mediante su acción contra plagas y todos aquellos agentes patógenos que puedan perjudicar las cosechas.

El desarrollo de los BCA´s surge de la necesidad de emplear un método para el control del desarrollo de plantas diferente a los productos agroquímicos, ya que algunos de estos últimos pueden llegar a ser tóxicos y/o permanecer en el medio durante un largo tiempo debido a un uso inadecuado de los mismos.

Además, algunas plagas han llegado a desarrollar resistencia a algunos productos químicos, disminuyendo su eficacia y provocando una preocupante caída de la productividad.

TIPOS DE BCA´s

Podemos clasificar los agentes de control biológico atendiendo a su método de acción sobre las plagas.

Depredadores

Regulan el crecimiento de la planta alimentándose del agente patógeno. La mayoría son seres insectívoros que se liberan consumiendo un gran número de presas.

Parasitoides

El modus operandi de estos BCA´s consiste en penetrar en el organismo que hará de huésped, colocando en su interior sus huevos para que las larvas se alimenten de él, acabando finalmente con su vida. Son realmente efectivos cuando la plaga se encuentra bien localizada dentro de los cultivos.

Patógenos

Son microorganismos que infectan al organismo anfitrión. Los agentes patógenos de mayor importancia son bacterias, virus, hongos y mohos.

BCA

Competidores

La introducción de especies que le hagan competencia a las plagas es otra medida que puede ser eficaz para la regulación del crecimiento vegetal.

POSIBLES RIESGOS DE LOS BCA´s

El uso de los agentes de control biológico para regular el crecimiento de las cosechas debe hacerse con mucha precaución, ya que estos pueden dar lugar a ciertos problemas medioambientales que suponen un freno para una mayor implementación de estos.

El caso más ilustrativo de estos riesgos es aquel en el que se origina una superpoblación de las especies empleadas para el control biológico, alterando el equilibrio ecológico de la zona. Son principalmente problemáticos, en este sentido, los vertebrados debido a que suelen tener una alimentación muy variada que pueden encontrar con cierta facilidad en casi cualquier ecosistema.

TENDENCIAS EN BCA´s. UNA VISIÓN ACTUAL MIRANDO AL FUTURO

El mercado actual de los BCA´s y su proyección desde un punto de vista económico

El volumen de mercado de los agentes de control biológico era de unos 1,55 billones de dólares en 2015. Según recientes estudios, dicho mercado tiene previsto un crecimiento con una tasa anual compuesta del 13.1% durante el período 2015-2022, alcanzando un valor de 3670 millones de dólares a finales del mismo.

Como se ha comentado anteriormente, el crecimiento del mercado de los agentes de control biológico se atribuye al impacto negativo sobre el medio ambiente de algunos productos químicos utilizados para el control de plagas, a lo que hay que añadir su elevado precio y el deseo de una mayor eficiencia en los resultados de las cosechas.

Sin embargo, también existen factores que suponen un lastre para un todavía mayor desarrollo de los BCA´s, como son la falta de conocimiento sobre los mismos por parte de muchos agricultores como consecuencia del empleo de canales de comunicación inadecuados. Pese a ello, si adelantamos nuestra vista al futuro, existe un alto potencial de crecimiento en el uso de agentes de control biológico debido a las extensas zonas de cultivo disponibles en regiones en vías de desarrollo.

BCA

Si analizamos la situación actual de los agentes de control biológico desde un punto de vista geográfico, Norteamérica es el principal dominador del mismo y se estima que crecerá con una tasa compuesta anual del 10% durante el período 2018-2023.

El uso y la producción de BCA´s en cifras

Se estima que el uso de BCA´s comprende un 10% de la tierra cultivada tratando unas 165 especies de plagas. Los 25 agentes de control biológico de uso más frecuente representan más del 90% del mercado total mundial de reguladores del desarrollo de cosechas. Los cultivos más tratados por los agentes de control biológico son las frutas y verduras.

Llegado a este punto es necesario introducir el concepto de control biológico aumentativo, consistente en la producción a gran escala de agentes de control biológico en “biofábricas” para posteriormente ser liberados en los cultivos a tratar.

Gracias a este método de producción se han desarrollado protocolos de control de calidad, producción industrial, transporte y métodos de liberación, así como una adecuada formación de los usuarios. El éxito del control biológico aumentativo puede demostrarse con casos como el de la introducción de ácaros depredadores para el control de plagas de trips en España.

En Europa se estima que hay 170 especies criadas de modo aumentativo, siendo la mayoría artrópodos (95,2%), excepto 11 especies (principalmente nematodos). De estos artrópodos, 4 grupos taxonómicos son los más importantes: Himenópteros (52,2%), Acari (13,1%), Coleóptera (12,2%) y Heteróptera (8,3%).

Aunque, como hemos mencionado anteriormente, el control biológico aumentativo ha cosechado un gran éxito en la regulación del crecimiento vegetal, hay algunos factores que desaceleran de una manera sensible su producción:

  • La presencia de enemigos naturales de las plagas, que no hizo necesaria la introducción de nuevas especies.
  • Las fuertes restricciones sobre la importación de especies exóticas a otros ecosistemas debidas al temor de la ruptura de la balanza ecológica de la zona. La Unión Europea ha aprobado una revisión de todo el marco regulatorio, criterios y conceptos de aprobación más estrictos, distribución del trabajo entre la UE y los estados miembros e incentivos para sustancias de bajo riesgo.

Nuevas líneas de investigación en BCA´s

La tendencia al uso de agentes de control biológico como arma para la lucha contra las plagas y la optimización del crecimiento de cultivos ha hecho que se abran varios frentes de investigación con el objetivo de encontrar nuevos BCA´s y perfeccionar aquellos que ya están comercializados.

Combinación depredador + patógeno

Resultan de interés las investigaciones sobre la acción combinada de agentes de control biológico contra artrópodos con organismos microbianos como bacterias, virus u hongos. En algunas ocasiones, el uso por separado de estos dos agentes no resulta tan efectivo como se desearía, por lo que es preferible que se empleen ambos complementariamente.

Es estos casos es importante tener en cuenta que los microorganismos a liberar no afecten negativamente a la especie que actúa como BCA, mermando su población. Por ello, dichos microorganismos deben ser muy específicos contra la plaga en cuestión.

¿Cómo interactúan entre ellos? El establecimiento de una relación depredador-patógeno puede dar lugar a varios efectos. Uno de ellos es que el microorganismo haga que la plaga sea más vulnerable frente al depredador, ya que éste reduce sus defensas. Otra consecuencia beneficiosa de esta interacción es que el depredador puede ayudar a diseminar el agente microscópico.

Pese a estas ventajas, también se pueden presentar efectos adversos, como que los depredadores detecten las plagas infectadas con el microorganismo y se nieguen a ingerirlas. Aunque esto último se podría minimizar separando adecuadamente los tiempos de liberación de cada agente de control biológico.

Desarrollo de tecnologías moleculares

La enorme expansión de técnicas basadas en ingeniería genética como la datación por ADN, la PCR (Polymerase Chain Reaction) y el cultivo de transgénicos ha tenido un enorme impacto en los cultivos y en el mundo de los BCA´s.

BCA

Gracias a ellas podemos identificar sin apenas error a las especies depredadoras de plagas, cuestión clave para la investigación de la relación trófica entre ellas. También podemos modificar genéticamente al depredador, mejorando sus aptitudes. Otra opción que nos ofrecen las técnicas moleculares es la de crear cultivos transgénicos que liberen agentes tóxicos para las plagas o sustancias que atraigan a sus depredadores, como feromonas.

El proyecto Biocomes

Constituido por 47 socios y coordinado por Stichting Dienst Landbouwkundig Onderzoek (Holanda), Biocomes ha supuesto en los últimos 4 años un gran impulso en el desarrollo de agentes de control biológico en Europa.

Las plagas objetivo de investigación por parte de Biocomes han sido: la polilla gitana (Lymantria dispar), tratada con virus de la familia Baculoviridae; el gorgojo del pino (Hylobius abietis), cuya población se ve apreciablemente reducida con nematodos entomopatógenos; la polilla de la hoja del tomate (Tuta absoluta), muy efectivamente atacada por el baculovirus PhopGV; moscas blancas, contra las que el hongo Isaria está siendo muy letal en algunas investigaciones; pulgones, eficazmente neutralizados con parasitoides y la polilla de la col (Mamestra brassicae), mermada también por la acción de parasitoides.

Como hemos podido comprobar, los agentes de control biológico se plantean como una alternativa de interés para la lucha contra las plagas y enfermedades de las cosechas, compitiendo con los productos agroquímicos y siendo unos excelentes reguladores del crecimiento vegetal.

Impulsados por su bajo impacto medioambiental, su alta efectividad y su reducido precio, se prevé un destacado crecimiento de la cuota de mercado de los BCA´s en un futuro inminente. Aun así, los BCA´s no están carentes de ciertos efectos causantes de una bajada en la velocidad de su carrera ascendente.

Como consecuencia de toda esta coyuntura, los proyectos de investigación relacionados con los agentes de control biológicos se han hecho muy presentes en centros de I+D de todo el mundo.

La búsqueda de nuevos agentes, la mejoría en la eficacia de los mismos, una mayor resistencia de los cultivos a las plagas o el desarrollo de nuevas técnicas de distribución son los principales objetivos a alcanzar por parte de los científicos. Todo ello con la ayuda de herramientas cuyo enorme potencial ha ido creciendo de manera exponencial en los últimos años, como la ingeniería genética y diversos tratamientos moleculares.

 

Aunque lleven usándose desde hace más de un siglo, los BCA´s afrontan su momento histórico más apasionante gracias a la vorágine científico-tecnológica en la que nos encontramos inmersos. Para muchos, estos responsables de regular el desarrollo de las cosechas que han de alimentarnos son el futuro en la guerra contra las plagas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Agricultura y Ensayo