Blog

Cómo la tecnología proporciona una nueva visión para el control de plagas

Cómo la tecnología proporciona una nueva visión para el control de plagas

La lucha contra las enfermedades y plagas que afectan a las plantas se ha visto claramente beneficiada en los últimos años por la rápida aparición y expansión de técnicas científicas que nos ofrecen una amplia gama de herramientas que tienen como finalidad la optimización de las zonas de cultivo. En las siguientes líneas trataremos algunas de las más destacadas.

Desde prácticamente el inicio de la agricultura, el ser humano ha tratado de minimizar los daños que sufren las cosechas, muchos de ellos por la acción de plagas. Para ello se ha valido de las tecnologías accesibles en cada momento histórico.

Como fruto del fuerte desarrollo actual de disciplinas como, entre otras muchas, la ingeniería genética, la ingeniería de materiales o la computación de datos, los agricultores disfrutan hoy en día de unas opciones cada vez más amplias para poder trabajar de una manera algo más tranquila en lo que a la salud de sus cosechas se refiere.

Además, el mayor aprovechamiento de los terrenos cultivados está cobrando cada vez más importancia debido al incremento de la demanda mundial de alimentos causada por el incremento de la población del planeta, la cual se estima que alcanzará la cifra de 9.100 millones en el año 2050.

Nuevas técnicas para la obtención de productos para el control de plagas

La síntesis y fabricación de nuevos compuestos de utilidad para los tratamientos contra las plagas se sirve de procesos innovadores con un gran potencial de futuro. Algunos de ellos son los que a continuación pasamos a describir.

Química combinacional

Esta técnica se fundamenta en la síntesis en paralelo de una gran cantidad de compuestos químicos. Para ello se van combinando diferentes “bloques de construcción”, que en este caso son moléculas, de manera que se pueden obtener del orden de cientos, miles o millones de compuestos diferentes.

La química combinacional ha gozado de una gran aceptación en campos como la medicina o la parte de la agroquímica especializada en el control de plagas. Ello se debe a que, en estas disciplinas, para obtener un solo producto que sea realmente eficaz para los propósitos requeridos, se estima que es necesaria la síntesis de unos 50.000 anteriores.

Los avances recientes relacionados con esta rama de la química han permitido pasar de la obtención inicial de péptidos y oligonucleótidos a la fabricación de moléculas mucho más pequeñas y que no tienen un carácter polimérico.

Materiales biorracionales

Actualmente el compromiso medioambiental es un hecho de gran relevancia en todos los procesos de producción, no permaneciendo al margen el sector agroquímico. Para ello es necesario crear materiales que no sean tóxicos ni perjudiciales para el entorno.

Un ejemplo, claro de material biorracional es la combinación de insecticidas con las feromonas empleadas en trampas para monitorear y contabilizar plagas de insectos. Una de las grandes ventajas de esta novedosa técnica es que el insecto puede actuar de vector de transporte del insecticida, propagándolo a su nido antes de morir.

Como consecuencia de la inocuidad de estos productos, algunos de ellos se emplean en cadenas de producción o almacenes de alimentos, como es el caso de la polilla de la harina de la India, que es combatida también con feromonas.

Edición genética

La manipulación del ADN de los cultivos ha supuesto uno de las grandes revoluciones del sector agrícola en estos últimos años. Gracias a la inserción de genes de otras especies en las plantas podemos conseguir cosechas más resistentes a ciertas plagas o que tengan una composición más o menos abundante de cierta moléculas.

Las plantas pueden contener genes trasplantados para diversos fines, como pueden ser sintetizar una proteína insecticida o que actúe como endotoxina, evitar las enfermedades que pudren la raíz o tener tolerancia a ciertos herbicidas.

La ingeniería genética también es aplicable a las plagas en sí. Es posible liberar insectos alterados genéticamente para que sean estériles o para que mueran en el momento en el que se exprese cierto gen letal.

laboratorio plagas

Nuevas herramientas de monitorización de cultivos y control de plagas

Los nuevos avances científicos y tecnológicos también han hecho una gran aportación al control de plagas desde el punto de vista de su control, abriéndose un panorama futuro esperanzador para el sector agrario.

Modelos computacionales

La irrupción de sistemas informáticos cada vez más potentes permite que el procesado de grandes cantidades de información se realice de una manera más rápida y efectiva. Esta nueva “arma” ha traído consigo grandes avances en la mayor parte de sectores científicos, estando entre ellos el agronómico.

Gracias a los modelos computaciones, se puede conocer mejor cómo se dispersa una plaga a través de los diferentes terrenos de cultivo. Los modelos matemáticos obtenidos aportan información como qué configuración de terrenos con distintos cultivos intercalados entre sí favorecen o dificultan la propagación de una plaga.

Como consecuencia de estos estudios se han llegado a conclusiones como que la colocación de franjas de maíz intercaladas con otras especies podía llegar a reducir la propagación de las plagas, permitiendo así realizar diversos diseños de las áreas de cultivo.

Agricultura de precisión

Por agricultura de precisión se define el conjunto de técnicas mediante las que una parcela de terreno puede ser cultivada y gestionada en base a la medida y observación de diferentes variables. Su objetivo final no es otro que la optimización de las tierras desde los aspectos agronómico, medioambiental y económico.

Para ejecutar una estrategia basada en la agricultura de precisión es necesario cubrir ciertas etapas. La primera de ellas es geolocalizar la propia parcela mediante GPS o imágenes por satélite, gracias a ello se puede construir un mapa con diferentes capas de información útil. Posteriormente habrá que definir qué variables se van a monitorizar, los indicadores para las mismas y con qué instrumental se van a medir. Una vez que se dispone de toda la información de utilidad, habrá que tomar las decisiones pertinentes respecto a la gestión del terreno de cultivo.

Gracias a la agricultura de precisión se consiguen alcanzar metas como un mejor rendimiento y un mayor cuidado del medio ambiente, ya que se administra la cantidad adecuada de productos fitosanitarios y abonos.

Sensores para controlar el crecimiento de la planta

La implantación de sistemas de medición que permiten observar el proceso de crecimiento de las cosechas a tiempo real habilita a los agricultores para poder hacer frente a situaciones como la escasez de agua, el estado de salud de los suelos o el impacto medioambiental de las cosechas.

Se han desarrollado sensores que permiten medir factores como el tamaño de las plantas o la humedad del suelo, además de microestaciones climatológicas y otros sistemas basados en cámaras, microprocesadores y demás aparatos de medida.

Nuevas tecnologías para la aplicación de productos

La irrupción de los nuevos progresos en el campo de la robótica también han tenido su repercusión en el mundo de la agricultura. Gracias al uso de robots se ha conseguido mecanizar una amplia variedad de tareas, como la siembra, la cosecha o la aplicación de fertilizantes o herbicidas.

Cabe destacar especialmente el protagonismo que ha adquirido el uso de la tecnología dron. El empleo de drones en el sector agrícola se encuentra prácticamente en su etapa inicial, estimándose un crecimiento exponencial del mismo en los próximos años. Las funciones del dron dentro de las áreas de cultivo pueden ser variadas, desde el mapeo, hasta la fumigación, el riego o la siembra.

Nuevas vías de comunicación

Recientemente se han abierto infinidad de vías comunicativas inimaginables hasta ahora. Gracias a los avances en tecnología móvil, los agricultores pueden recibir datos en directo sobre la situación actual de las plagas y cómo les afecta a sus cosechas. Toda esta información se puede almacenar en una base de datos para una posterior consulta por parte de los especialistas en control de plagas.

Otra gran oportunidad se abre con la transmisión y grabación de vídeos en tiempo real. Gracias a estas emisiones, los agricultores pueden contactar de manera más directa con los responsables del control de plagas, que le diagnosticarán su problema y le aconsejarán sobre cómo atajarlo de una forma más rápida. Además, esta herramienta también puede servir a los encargados del tratamiento de plagas para documentar su labor.

monitorización de plagas

Vivimos en una época en la que la tecnología se ha convertido en la principal protagonista de la gran mayoría de terrenos profesionales. Por supuesto, el control de plagas que afectan a la agricultura no es ajeno a ello. En los próximos años se prevén una sustancial cantidad de cambios y avances que van a afectar a la manera con la que los agricultores se enfrentan a las plagas.

Optimizar los campos de cultivo se ha convertido en una prioridad para el sector agroalimentario, ya que la demanda de alimentos no dejará de crecer como consecuencia de la imparable aceleración demográfica en la que estamos inmersos. Debido a ello se deben aprovechar al máximo las superficies de cultivo, alcanzándose así altas cotas de productividad, lo que hace determinante que las plagas afecten lo menos posible a las cosechas.

Se pueden destacar dos grandes grupos de aplicaciones en las que la tecnología puede ayudar en gran medida al control de plagas. Por una parte está el desarrollo de nuevos productos basados en nuevos materiales, compuestos químicos o fruto de la ingeniería genética. Por otro lado están las nuevas herramientas que sirven para la observación y control de aquellos aspectos que definamos como clave para la gestión del control de plagas.

Son muchos cambios los que se avecinan en un futuro, cambios que ya se están empezando a afrontar y que nos van a llevar a un nuevo concepto de agricultura. Por ello, lo más conveniente es ir adaptándonos a ellos de una forma progresiva y racional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Agricultura y Ensayo